Turandot, las cumbres de la Tierra y la educación solar

En el blog [1] se trata la relación entre el primer enigma de Turandot y las cumbres de la Tierra y de la esperanza que deposita la humanidad en encontrar una solución a los problemas actuales de la conservación del medio ambiente y el desarrollo sostenible de nuestro planeta.

El siguiente enigma

Si queremos que el mundo cambie, hay que preguntarse: ¿quién lo hará cambiar? Por supuesto, será la humanidad quien lo hará cambiar, pero para lograr esto los hombres y las mujeres  (la humanidad) deben ser educados en la conservación ambiente, las energías renovables y el desarrollo sostenible, (Fig.1).

BM07_F1r_Eduación ambiental_3Por ello no es difícil concluir que los profesores, especialmente los de la enseñanza general son los llamados a enfrentar  resolver el problema de la subsistencia humana. Ha sido escrito el siguiente epígrafe resultado de una experiencia personal.

Fig.1. Educación solar y ambiental.

 

La educación en energía solar

En La Habana, Cuba, se creó un grupo de trabajo en energía solar,  adscripto a en el entonces  Instituto de Investigación Técnica Fundamental (ININTEF) de la Academia de Ciencias de Cuba (ACC), en 1976, con el objetivo de desarrollar actividades de investigación y desarrollo en el campo del  aprovechamiento de la luz solar como fuente  la energía.

Después de más de dos años de trabajo algunos investigadores estuvieron ya en condiciones de trasmitir algunas de sus experiencias, tanto nacionales como internacionales, de  modo que  ya en octubre de 1979 fue impartido por primera vez el curso de especialización titulado Diversas Formas de  Aprovechamiento de la  Energía  Solar, auspiciado a nivel de Ministerio por la entonces Academia de  Ciencias  de  Cuba. Dos monografías fueron preparadas entonces, específicamente, para satisfacer las necesidades de los alumnos.

A partir de aquí, en diferentes versiones cada vez más perfeccionadas, el curso se  mantuvo durante quince años, la que permitió acumulas una singular experiencia que no tiene antecedentes en Iberoamérica. El contenido básico de la especialización abarcaba los cursos siguientes:

  • Radiación solar y astronomía posicional del Sol;
  • Termodinámica de la luz solar;
  • Cálculo de instalaciones solares de calentamiento de agua;
  • Óptica y termodinámica de los concentradores solares;
  • Usos térmicos de la energía solar;
  • Energía solar fotovoltaica.

De este modo quedaron expuestas en el curso las dos formas básicas de utilización de la luz solar como fuente de energía, la fotovoltaica y la térmica, (Fig.2). A partir de aquí se planteó el reto de darle al tema de la luz solar como fuente de energía un tratamiento unificado, independientemente del modo específico de aprovechamiento.

BM07_F2r_Diversas formas aprovechamiento energía solar

Fig. 2. Aprovechamiento térmico y fotovoltaico de la energía solar.

Resultó realmente sorprendente  descubrir que la aplicación de la termodinámica a una fuente de características tan peculiares como la solar, facilita en gran medida su propia  presentación como rama de la física. En efecto, se pudo comprobar  que materias tan alejadas del dominio de la gran masa de profesionales como la llamada física estadística (termodinámica estadística) encuentran en el caso específico de la luz solar como fuente de energía una nueva y estimulante área de aplicación que, sin dudas favorece la comprensión de la materia en sí.

Finalmente hay que señalar con énfasis,  que en la medida en que las diferentes versiones del curso se fueron desarrollando, los profesores fueron descubriendo que la luz solar como fuente de energía constituye un formidable objeto de estudio para la docencia en las ciencias básicas y en  otras materias específicas de las carreras de ciencias  e ingeniería y, de igual modo, para el desarrollo en el futuro profesional de una mentalidad racional en el uso de los recursos energéticos.

Los más sorprendentes, en mi condición de profesor principal de aquellos cursos, fueron los profesores de nivel medio que lograron matricularse en él. Es un hecho que solo a través de ellos es posible alcanzar la masividad que una empresa como la que nos proponemos puede llevarse  a feliz término. He ahí la idea esencial de esta iniciativa.

El tercer enigma de Turandot y las cumbres de la Tierra

¿y el tercer enigma?. Hielo que te hace arder, y se hiela con tu fuego. Blanca, y oscura. Si quieres ser libre te hace esclavo, si por esclavo te acepta te hace rey…

BM06_F3a_Enigmas_Turandot_cumbres_Tierra

Fig. 3. Tercer enigma de Turandot y las cumbres de la Tierra.

Turandot, en su orígenes, una vengativa y cruel princesa, finalmente se ha trasformado, ella ha sido la verdadera vencedora, finalmente ha comprendido el sentido del amor. Ha sido el triunfo del mal sobre el bien, del amor sobre el odio. Y es precisamente a lo que se aspira con las cumbres de la Tierra… El simbolismo es fuerte y claro.

Referencias

  1.  Alvarez-Guerra Jauregui, M.E. “El primer enigma de Turandot y las cumbres de la Tierra”. http://termodinamicasolar.energia-rural.com/2015/06/03/el-primer-enigma-de-turandot-y-las-cumbres-de-la-tierra/.
Share

El primer enigma de Turandot y las cumbres de la Tierra.

El medio ambiente se convirtió en una cuestión de importancia internacional en 1972, cuando se celebró en Estocolmo la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Humano (conocida posteriormente como Cumbre de la Tierra de Estocolmo).

Fue la primera gran conferencia de la ONU sobre cuestiones ambientales internacionales,  y marcó un punto de inflexión en el desarrollo de la política internacional sobre la conservación y protección del medio ambiente, Fig.1.

BM06_F1a_Cumbres_de_la_Tierra

Los Enigmas de Turandot del Siglo XXI. El hoy célebre  Concierto de los Tres tenores celebrado con motivo del Mundial de Fútbol de 1990, tuvo como marco en las termas de Caracalla, Roma. Obras como la Aida de Verdi o la propia Turandot de Puccini, por ejemplos, han sido representadas en las Termas. El fragmento de la ópera Turandot “Nessun dorma” (nadie duerma en imperativo) sintetiza muy bien el filosófico argumento de la obra, Fig. 2.

BM06_F2a_Opera_TurandotHabiendo hecho el logro del amor de la bella y vengativa princesa el sentido de su vida, en la China milenaria, el protagonista decidió someterse a un cruel concurso. Este consistía en la solución de tres enigmas, tres acertijos, so pena de morir bajo el hacha del verdugo.

El primero de los enigmas resueltos por el príncipe, cómo se verá,  tiene un simbólico vínculo con el tema básico de las Cumbres. El acertijo reza así: “en la negra noche un fantasma iridiscente se eleva y despliega las alas sobre la negra e infinita humanidad. Todo el mundo lo invoca, todo el mundo lo implora, pero el fantasma desaparece con la aurora para renacer en el corazón de cada hombre. ¡Y cada noche nace, y cada día muere!”.

Intentemos resolver el problema con la ayuda de la termodinámica, más exactamente con una ciencia que es consecuencia directa de la termodinámica: la teoría de la información.

El llamado principio neguentropico de la información (PNI) nos guiará en el proceso de solución del problema. En [1] se expuso el problema de las 27 bolitas, generalizando este sencillo problema, se puede concluir que se trata de une aproximación sucesiva al resultado deseado, la detección de la bola diferente que, finalmente, conduce a  la total eliminación de la incertidumbre inicial.

En efecto, en cada etapa, mediante la obtención de  información, se va disminuyendo el nivel de incertidumbre. En rigor se trata, como se  adelantó anteriormente, de lo que en teoría de la información se conoce como principio  neguentropico de la información (PNI). Obviamente, neguentropia, en este contexto, es sinónimo de nivel de conocimiento sobre el sistema.

Yendo un poco delante, hacia el tema centro de esta disertación, se puede decir que la supervivencia de una especie en el largo camino de la evolución se basa, entre otras cosas, en la aplicación consecuente de este principio. La fórmula que establece el principio es:

                          Sf = Si – I                                                                (1)

El significado de la expresión es directo: dado un nivel inicial de incertidumbre sobre las posibles respuestas del sistema, el efecto de haber obtenido determinado nivel de información fiable sobre el mismo reduce el nivel de desinformación inicial. Sea Si  en nivel de desinformación que se tiene, sobre algo y sea I el nivel de información que se adquiere  sobre el problema en el proceso de solución. Finalmente, Sf  será el nuevo nivel de desinformación que queda después de este primer esfuerzo.

Si se analiza el enunciado del acertijo, en busca de cierto nivel de información, cabe preguntarse:    ¿el sentido del enunciado es concreto o simbólico? Obviamente, tiene un sentido alegórico. Más aún, si es alegórico, es de un gran interés humano, dado que el fantasma extiende las alas sobre toda la humanidad. Así nuestro nivel de desinformación ha disminuido. Sea Sf1 este nuevo nivel de desinformación. Obviamente se cumple que:

                                 Sf1  =  Si1  –  I1

Más información se puede obtener si se repara en el hecho de que se trata de algo positivo, algo muy sensible para todos los seres humanos. Un permanente lugar de privilegio en el corazón de los seres humanos solo lo ocupan los sentimientos. Finalmente sabemos que se trata de un sentimiento, pero, ¿un sentimiento de qué? Nuevamente se ha puesto de manifiesto el mecanismo de acción del PNI. Así, gracias a la nueva información obtenida, designada por I2, el nivel de desinformación se ha reducido a Sf2:

                                Sf2  =  Si2  –  I2

Pero aún no hemos logrado resolver el enigma, se requiere más información, que se ponga de manifiesto nuevamente el Mecanismo de acción del PNI. Ahora la gramática nos ayudará.

Completemos la frase: un sentimiento de…La palabra que falta será la solución de este primer enigma. Obviamente no es un sentimiento de odio, ni de amor, ni de patriotismo, ni de fe religiosa. Es algo que renace, que renace en el hombre y lo ayuda a vivir cada nuevo día, un sentimiento de … esperanza. ¡Esta es la solución!. La Esperanza, la misma que lleva a los hombres a reunirse en las cumbres de la Tierra (Fig.3). A imaginar una solución.

BM06_F3a_Enigmas_Turandot_cumbres_Tierra

Fig. 3. Primer enigma de Turandot y las cumbres de la Tierra.

Referencias

1.     Alvarez-Guerra Jauregui, M.E. “Enfoque termodinámico de la energía eólica”. http://termodinamicasolar.energia-rural.com/2015/05/14/enfoque-termodinamico-de-la-energia-eolica/

Share